Estilo de vida

EL AMANTE PERFECTO

Ser el amante perfecto es, si no una obsesión, sí al menos una inquietud que compartimos muchos hombres. Cumplir fuera y dentro de la cama es de vital importancia cuando se trata de satisfacer a nuestra pareja o de llevar a cabo nuevas conquistas. Y ahora, más que nunca, de poco sirven el ‘palabrerío barato’, las ‘artimañas del tres al cuarto’ y el ‘aquí te pillo, aquí te mato’. Las mujeres son exigentes, saben lo que quieren y lo demandan. Y nosotros queremos pasar el examen con nota alta.

Vaya por delante que lo que es bueno para unas mujeres no lo es necesariamente para otras. No todas comparten gustos ni deseos, por lo que tampoco existe un único patrón del amante perfecto, ni mucho menos un manual que nos lleve al éxito en el 100% de los casos. De cualquier manera, recogemos aquí 10 consejos prácticos -basados en opiniones de mujeres- para ser un buen compañero emocional y sexual:

1. El amante perfecto es natural. Compórtate como eres. Demuestra que tienes personalidad propia y no finjas o mientas con la intención de quedar bien.

2. El amante perfecto es seguro, pero no arrollador. Es tan seguro que, en realidad, no teme no ser perfecto.

3. El amante perfecto es sensible. Disfruta del sexo en el mismo grado en que hace disfrutar, pero, además de apasionado, se muestra romántico, cariñoso, cercano…

4. El amante perfecto sabe besar y sabe tocar. Besos y caricias son fundamentales, así como elegir los momentos y las zonas para hacer de éste un arte exquisito.

5. El amante perfecto sabe hablar y escuchar. Es un buen conversador. Interesante, pero no pesado. Y tiene además la habilidad de atender a su interlocutora. Entenderla y lograr un buen feeling.

6. El amante perfecto es generoso. No solo se preocupa por satisfacer sus apetencias, sino que también se esfuerza por descubrir los deseos de su pareja, saber qué es lo que a ella le gusta.

7. El amante perfecto es paciente. Los tiempos son los que son. No dejes que se pase el arroz, pero tampoco te muestres desesperado o con prisa. Las situaciones han de fluir en su justa medida, y tú habrás de calcular bien y moverte al compás.

8. El amante perfecto es capaz de esperar el clímax. Controlar un orgasmo para experimentarlo al mismo tiempo que tu pareja... esto es sinónimo de una relación sexual placentera y aplaudida. Este punto es de notar, aunque no siempre es obligatorio.

9. El amante perfecto es limpio, cuida su apariencia y hace deporte; pero en ningún caso ha de obsesionarse con su imagen y comportarse como un vulgar maniquí.

10. No, el amante perfecto no es machista. La mujer actual quiere un hombre actual. Que la quiera, que la respete, que la tenga en cuenta…